¿Cómo sé si necesito una endodoncia?

Caries dental

Cuando oímos nombrar el tratamiento de endodoncia, ya sabemos que alguna caries ha afectado nuestros dientes. Alimentos con demasiada azúcar, refrescos o gominolas suelen ser los principales causantes de esta afección a los dientes.

Comencemos por el principio: ¿qué es una caries? Se trata de un proceso infeccioso causado por diversas bacterias que atacan directamente al esmalte de los dientes, debilitándolos y llegando incluso a afectar el nervio del diente, en cuyo caso, por norma general, es necesaria una endodoncia. Aunque la caries es la principal causa, el nervio también se puede ver afectado por enfermedades periodontales, traumatismos, bruxismo, etc.

El objetivo de la endodoncia es eliminar el nervio infectado del diente y rellenar los conductos para dar resistencia a las raíces y, así, poder mantener y reconstruir el diente para recuperar su función y estética.

 

¿Cómo sé si necesito una endodoncia?

A la hora de reconocer la necesidad de este tratamiento, puedes sentir molestias o dolores en distintos grados, desde muy débiles hasta, prácticamente, incapacitantes, y también abscesos o fiebre. De hecho, cuanto más cerca esté la caries de la pulpa dental o el nervio del diente, más dolorosa será. También debes tener en cuenta si la pieza está rota, agrietada o astillada, si ese diente es más sensible al frío, al calor o al dulce o si existe decoloración en la superficie de la pieza dental.

Desde Clínica Dental Fuente del Ángel, expertos en salud dental en Huesca, siempre aconsejamos que visites al odontólogo si presentas alguno de estos síntomas ya que, de otra manera, la patología seguirá aumentando, el dolor será cada vez mayor y se puede llegar, incluso, a perder la pieza dental.

 

 

¿Cuáles son las fases de una endodoncia?

El procedimiento que seguimos en nuestra clínica dental de Huesca para llevar a cabo las endodoncias es el siguiente:

  1. Aplicamos la anestesia local al paciente.
  2. Accedemos al interior del diente para retirar el tejido pulpar (nervio) que ha sido infectado.
  3. Limpiamos los conductos radiculares asegurándonos de que no queda ningún resto en mal estado.
  4. Rellenamos los conductos de un material endodóntico biocompatible con el objetivo de obturar o sellar el diente.
  5. Colocamos una corona dental sobre el diente endodonciado.

 

¿Qué ocurre tras la endodoncia?

Después de la endodoncia, el paciente debe saber que:

  • Las piezas dentales con endodoncia pueden cambiar de color y volverse más oscuras.
  • Se debe evitar, al menos durante unos días, masticar alimentos duros o pegajosos, como chicles, frutos secos, etc.
  • El diente se encontrará insensibilizado por completo, puesto que se han extraído los nervios de su interior.
  • El cepillado dental debe realizarse con total normalidad.
  • Es muy importante acudir a las citas de revisión para vigilar la evolución del tratamiento.
Share:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies