*/ ?>

¿Qué son las caries blancas?

caries blancas en dientes

Es probable que, al hablar de caries, lo primero que venga a tu mente sea una mancha negra en el diente. Pero esta tonalidad no es la única señal derivada de esta enfermedad bucodental. Las piezas dentales, tanto en niños como en adultos, también pueden presentar caries blancas, que no son sino uno de los colores con los que esta lesión puede manifestarse.

Según estima la OMS, en torno al 90% de los adultos jóvenes españoles tiene o ha tenido caries. Un problema que deriva de una salud bucodental insuficiente o de una ingesta abusiva de azúcar, dos hechos que favorecen que las bacterias se depositen en la placa y la dañen con los ácidos que producen.

Obviar la aparición de una caries blanca es la peor decisión que se puede tomar. Por eso, además de acudir periódicamente al dentista de confianza para que revise el estado de la boca, se debe recurrir a él ante la primera señal de una caries blanca o de cualquier otra tonalidad. Si buscas un dentista en Huesca para tratar esta lesión, en nuestra consulta te podremos ayudar.

Qué aspecto tienen las caries blancas y cómo actúan

Las caries blancas se manifiestan mediante una mancha de esta tonalidad en el esmalte de una pieza dental. Por su color, cercano al del propio diente, pasan más desapercibidas que las caries negras, que hemos aprendido a detectar desde niños.

Sin embargo, mientras las marcas negras provocan un deterioro más lento y perjudicial en la pieza dental, las caries blancas protagonizan un proceso mucho más veloz que comienza de forma externa, con la descalcificación del esmalte, y si no se aborda a tiempo puede provocar daños en las estructuras internas del diente.

Síntomas de las caries blancas

Los síntomas que notamos como consecuencia de las caries blancas no siempre son fáciles de detectar. El más evidente es la aparición de las manchas en las piezas dentales más visibles, sin embargo, hay otros signos que indican la necesidad de pedir cita con el dentista:

  1. Sensibilidad dental. Si tu boca se muestra especialmente sensible, sobre todo a la hora de comer y beber, cuando los cambios de temperatura o los sabores ácidos y dulces afectan de forma más acusada.
  2. Dolor en los dientes. En fases algo más avanzadas, se puede llegar a notar un marcado dolor al masticar. Esto es una señal de que se debe acudir a una clínica dental.
  3. Mal aliento. El mal aliento e, incluso, el mal sabor de boca, pueden ser síntomas de la aparición de una caries blanca. Esto se debe a la proliferación de bacterias.

El empaste es la solución más común

Si sospechas de la aparición de caries blancas en tus dientes y buscas un dentista en Huesca, te invitamos a que visites nuestra consulta. Nuestros doctores valorarán tu caso y te ayudarán a atajar el problema, que de forma más común se aborda retirando el tejido dañado por la caries blanca y practicando una obturación, más conocida como empaste.

¡Contáctanos!

Llámanos