*/ ?>

Cómo conseguir unos dientes más blancos

Sonrisas blancas blanqueamiento dental

La estética de la sonrisa es un tema que preocupa a muchas personas. Es normal que, con el paso del tiempo, los dientes adquieran una tonalidad amarillenta o aparezcan pequeñas manchas como consecuencia de la ingesta de determinados alimentos o bebidas con una alta concentración de tinte: vino, café o refrescos.

Muchos de los pacientes que acuden a nuestra clínica dental en Huesca recurren a los tratamientos de estética dental para lograr la apariencia que siempre habían querido para su sonrisa. Al fin y al cabo, una sonrisa bonita es sinónimo de salud.

 

Blanqueamiento dental, el tratamiento para unos dientes más blancos

El blanqueamiento dental es, sin duda, el tratamiento indicado para aquellas personas que están buscando unos dientes más blancos. Se trata de un tratamiento que se realiza en la consulta dental y con el que se consigue aclarar unos tonos el esmalte de los dientes. ¿Sus resultados? Unos dientes brillantes, resplandecientes, ¡y más blancos!

El proceso del tratamiento es muy sencillo. El dentista coloca en la superficie del esmalte de los dientes un gel blanqueador que, combinado con la acción de una lámpara de luz LED, abre los poros del esmalte y llega hasta la dentina, donde sus compuestos actúan hasta blanquear los dientes varios tonos.

¿Existen alimentos que pueden blanquear los dientes?

Aunque no hay alimentos que blanqueen los dientes de forma significativa, sí que existen algunos que, gracias a sus componentes o características propias, pueden ayudar a mantener una sonrisa más blanca y brillante.

  • Fresas: Las fresas contienen ácido málico, que es un agente blanqueador natural. Además, la textura ligeramente abrasiva de las fresas puede ayudar a eliminar las manchas superficiales de los dientes.
  • Manzanas: Al igual que las fresas, las manzanas también contienen ácido málico, que puede ayudar a eliminar las manchas superficiales. Además, la textura crujiente de las manzanas puede ayudar a eliminar la placa y los residuos de los dientes.
  • Zanahorias: Las dureza de las zanahorias también puede ayudar a eliminar la placa bacteriana. Además, contienen vitamina A, que es importante para mantener los dientes y las encías saludables.
  • Apio: El apio es crujiente y fibroso, lo que lo convierte en un alimento natural para limpiar los dientes. Además, su alto contenido en agua, puede ayudar a estimular la producción de saliva, lo que ayudará a neutralizar los ácidos que causan la caries.

Es importante tener en cuenta que estos alimentos no blanquearán los dientes de manera significativa y que el mejor enfoque para conseguir una sonrisa más blanca y brillante es mantener una buena higiene bucal, así como visitar regularmente al dentista para limpiezas profesionales y tratamiento de blanqueamiento dental en caso necesario.

Consejos para una sonrisa blanca y natural

  • Evita fumar. Sin duda, el tabaco es uno de los mayores enemigos de unos dientes blancos. Si quieres cuidar tanto la salud como la estética de tu sonrisa, reduce o elimina por completo el consumo de cigarrillos.
  • Mantén una correcta higiene dental. Para evitar que aparezcan manchas o tus dientes amarilleen, asegúrate de cepillarlos tras cada comida y de mantener unos buenos hábitos de higiene dental.
  • Controla la ingesta de alimentos con una alta concentración de pigmentos o caroteno, como el té negro, el café, el vino tinto, el vinagre de Módena, los refrescos o los tomates.
  • No recurras a tratamientos de blanqueamiento dental no profesionales. Actualmente, existe una alta oferta de packs de blanqueamiento dental para realizarlos en casa. Desde Clínica Dental Fuente del Ángel, recomendamos realizar siempre cualquier tratamiento odontológico bajo la supervisión de un dentista profesional ya que, es la única manera de asegurarse que el tratamiento es seguro para el paciente y garantice unos resultados óptimos.

Si deseas conseguir unos dientes más blancos, debes mantener una buena rutina de higiene oral, cepillándote los dientes de forma regular, usando hilo dental y evitando ciertos alimentos y bebidas. Además, la dieta es fundamental para conservar el color natural de tus dientes.

Si tus dientes están muy manchados o amarillentos, un tratamiento de blanqueamiento dental puede ser una opción para ti, pero tendrás que consultar con un dentista antes de iniciarlo, ya que éste no es adecuado para todos los casos.

Llámanos